Mediación Penal

La Mediación Penal permite que las partes implicadas en un delito, es decir, tanto la víctima como el agresor sean los protagonistas a la hora de resolver el conflicto. Es una alternativa de resolución de conflictos promovida por los Juzgados, que permite la restauración de los daños causados y que se alcancen acuerdos que satisfagan a ambas partes. La restauración del daño causado resulta de gran ayuda a ambas partes, ya que la víctima realmente siente que la otra parte se arrepiente de lo acontecido y que lo manifiesta públicamente, mientras que el causante de la falta o el delito siente que tiene la oportunidad de arrepentirse y explicar el motivo por el qué actuó de una determinada manera.

En ningún caso la Mediación sustituye la sentencia judicial, por lo que independientemente de si se inicia un proceso de Mediación o no, la vía judicial continuará su camino.

Este tipo de Mediaciones tienen en muchos casos un carácter constructivo, ya que lo que permiten es que la víctima pueda sobreponerse al daño causado y que el agresor tenga la oportunidad de ver el perjuicio generado y así disculparse directamente con la víctima.

Imprimir

XII Jornadas Jurídicas “Por el diálogo”

Escrito por Inmaculada Jiménez Martín on .

Cuando en el año 2011 comenzamos a trabajar con los juzgados de instrucción 14 y de lo penal nº 10  de Málaga, tras la firma del convenio para la puesta en práctica de Mediación Penal de adultos con la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, y la Fiscalía de Málaga, poco se sabía del resultado  que podría tener el desarrollo de este “experimental proyecto piloto".

Tres años después, asistimos emocionados,  a la XII Jornadas Jurídicas “Por el diálogo” organizadas por la APM (Asociación Profesional  de la Magistratura y el Departamento de Procesal de la Universidad de Málaga  financiadas por UNICAJA.

Noticias externas

ARyME
Asoc. europea arbitraje
Solomediación 2.0